En mi volcán crece la yerba

Emily Dickinson, (Amherst, Massachusetts, 10 de diciembre de 1830 - íbidem, 15 de mayo de 1886) pasó la mayor parte de su vida encerrada en su cuarto. Perteneciente a una acomodada y puritana familia de Nueva Inglaterra, fue considerada una persona díscola y excéntrica, por ir siempre vestida de blanco, negarse a saludar a las visitas y, hacia el final de sus días, no salir casi nunca de su dormitorio. También se especula que era lesbiana y mantuvo una relación secreta con su cuñada. Durante su vida, apenas se llegó a publicar una docena de sus poemas, que fueron modificados por los editores para adapatarlos a las reglas convencionales, ignorando el uso personal que la poeta hacía de los signos de puntuación. Cuando en 1886 fallece Emily, Lavinia, su hermana pequeña, descubre un legado de casi mil ochocientos poemas manuscritos en los cajones de su dormitorio. En ellos, una inusitada frescura y una expresividad fuera de lo común, forjarían con carácter póstumo la leyenda de la que se considera, junto a Whitman, la madre de la moderna poesía norteamericana.

En mi volcán crece la yerba es una colección de poemas que presentamos en edición bilingüe. No se trata de una edición filológica, crítica o comentada, ofrecemos sin más las palabras de la poeta, que el lector podrá interpretar de manera libre y no mediatizada, en un libro pensado para disfrutar.