RETORNO A ROISSY
On enero 26, 2017 | 0 Comments

La elegante depravación de Dominique Aury

Retorno a Roissy

Retorno a Roissy

El libro Retorno a Roissy (1969) llegó a mis manos de una manera literaria. Nadie me lo había recomendado, ni conocía a la autora, lo encontré por casualidad en algún lugar que no recuerdo. A la sazón era un chico joven y me deleité en cada página con la narración de una mujer envolvente y seductora que me llevaba con delicadeza de escena en escena y cerraba cada capítulo de un modo sugerente, dejando que la imaginación continuara por sí sola, como una mano que empujaba con dulzura un columpio y lo hacía subir.
De modo que, no saciada mi sed, me hice con la novela original, de la que este relato es una pequeña segunda parte.

Historia de O

Historia de O

Me volví a deleitar con Historia de O (1954), se trataba de la crónica de una perversión sexual muy en la línea del Marqués de Sade que, sin embargo, estaba contada de tal modo y eran tales la coherencia, la elegancia y la delicadeza tanto de la narradora como de su deliciosa protagonista, llamada sencillamente O, que cualquiera tendría una gran dificultad para sustraerse a sus encantos.

Historia de O, que narraba la historia de una joven que se embarca en una aventura sadomasoquista con un desconocido que entra a la pequeña tienda de fotografía donde trabaja, se convirtió en uno de los libros más leídos y traducidos de su época, lo que pone en evidencia hasta qué punto la rígida moral puritana de los años posteriores a la Segunda Guerra Mundial era pura hipocresía. Pero nadie sabía nada de su autora, Pauline Réage, de la que no se conocía ninguna otra obra escrita ni se había oído hablar por los ambientes literarios del París de la época.

El café Les Deux Magots

El café Les Deux Magots

Hablando de esos ambientes, tenemos que mencionar el café Les Deux Magots, un local donde solían reunirse en el siglo XIX los poetas Rimbaud, Verlaine y Mallarmé y que paso a convertirse en un lugar emblemático para los artistas que pululan por París, con asiduos como Picasso, Simone de Beauvoir, Artaud o Ernest Hemingway. El café, que creó su premio, el Prix des deux magots, en 1933, lo concedió a Historia de O en 1955, al año siguiente de su publicación.

Emmanuelle

Emmanuelle

Pasaron veinte años hasta que la novela fue llevada al cine por Just Jaekin, que ya había cosechado un gran éxito el año anterior con la adaptación de otra novela erótica escrita también por la mano de una mujer: Emmanuelle, de Emmanuelle Arsan. Eran los años dorados del erotismo, una época memorable y de gran libertad sexual que había comenzado con Mayo del 68 y continuaría hasta la aparición del SIDA, en 1981. La bella Corinne Cléry representó el papel de O.

Pauline Réage

Pauline Réage

Pero a esas alturas, el mundo seguía sin ponerle cara a la autora de la novela, Pauline Réage. Y aún pasarían casi veinte años más, hasta que en 1994, la editora, traductora y crítica literaria Dominique Aury, seudónimo a su vez de Anne Desclos, reveló ser la autora de las dos partes: Historia de O y Retorno a Roissy, libros que había escrito como parte de un juego erótico dirigido a su amante, el escritor Jean Paulhan, que firmaba el prólogo de la novela. Dominique Aury tenía para entonces ochenta y seis años de edad y aún viviría cuatro años más.

José Bocanegra

Leave a reply