portada poeta en NY

En 1929, Federico García Lorca, que había cosechado un gran éxito popular con Romancero Gitano, pero que también había sido despellejado por sus amigos Dalí y Buñuel en Un perro andaluz por el mismo motivo, viaja a EE.UU. y Cuba a pronunciar una serie de conferencias. A raíz de su estancia en la Columbia University de NYC, descubre una ciudad que le atrae y repele a partes iguales. Noches de jazz en el Small's Paradise de Harlem, donde los negros que habitaban sus calles inspiraron sus mejores poemas, la vida eléctrica de Manhattan... Pero estando allí, le sorprende el Crack de 1929 y conoce de primera mano la desperación de una ciudad despavorida.

Tras el escarnio por parte de sus amigos surrealistas, Lorca se cobra su venganza estética presentando esta obra maestra que lo coloca a la cabeza de la vanguardia y lo convierte en el poeta universal que con los años inspiraría hasta al mismo Leonard Cohen.