la la land cartel

cartel de La La Land

La La Land es la película de amor que todos los cínicos queremos ver. La conciencia de que el amor sube y baja y se mueve libre a su antojo como el jazz. El veneno envuelto en un papel precioso con todos los colores del arco iris y al fondo los cuadros de Matisse. Un pastel de apariencia sabrosa que se indigesta cuando se acaba la música y, lo que es peor, cuando la canción que te identifica con tu pareja ya te despierta poco o no te dice nada y esos colores saturados se vuelven fluorescentes, fríos y cortantes.

La La Land es una historia absolutamente triste que te pega puñetazos a diestro y siniestro para hacerte consciente de lo que te espera en la vida y que te engaña con sus cancioncitas monas y sus bailes pizpiretos y no, no te va a dar tiempo a responder cuando se agote porque no, Sebastián, la vida no se agota nunca, nosotros morimos y ella se queda aquí.

La La Land

La La Land

Una película que te advierte que en determinados momentos de tu vida tienes que elegir y salir de la zona de confort si quieres continuar por el camino de tus sueños

La La Land es el musical menos musical que he visto, algo que me relaja, porque no soy muy amigo de los musicales formales y más academicistas. Solo guarda similitudes con sus hermanas en la estética y en la forma pero no en el discurso porque por definición los musicales son todo felicidad y complicidad incluso en los momentos de bajón, pero aquí Chazelle te coge por la cabeza y te mira a la cara directamente, no hay guiños cómplices ni falsas promesas de que todo irá bien ¡La La Land es la hermana guapa y borde de los musicales jolibudienses!

Joder, en La La Land todo es más terrible de lo que percibí ayer según iban pasando los minutos. Si alguien quiere continuar creyendo en que en el cine y sobre todo en el romántico y en la vida todo ha de ser color de rosa que no vea La La Land y si ya ha mordido el caramelo o que haga un reseteo de su cabezas o lo vomite, pero que haga lo que sea para olvidarla.

La La Land no es bonita. No lo es… no lo es…